¡Motívate!

La vida no es un cesto de cerezas y hay que hacer un montón de cosas que no deseas hacer, y muchas veces no consigues hacer lo que quieres, cuando quieres. A menudo, hay que agachar la cabeza y pasar por el aro, es cuestión de auto disciplina, enseñar a cada uno a enseñarse así mismo.

Qué secreto guardan aquellas personas que parecen mantener todo el tiempo un entusiasmo a pruebas de balas y de envidiosas miradas. Los encontramos en las fiestas, ahí dando vida y siendo el alma de la reunión, son los que hacen amigos rápidamente con tan sólo una sonrisa, nos parecen seres sin problemas y los prejuzgamos. Parecen estar envueltos en una burbuja que irradia luces, y no permiten que nada pesimista penetre en ellos.

Tienen las soluciones más sencillas y parecen no complicarse la vida. ¿Será que son así superficiales o por el contrario, tienen una gran fuerza interior que no logra mantenerse quieta?

Estas personas tienden a fluir hacia una corriente que nos parece un sueño. Cuál será su secreto para mantener un nivel de energía y motivación tan alto todo el tiempo. Vemos en los circos y en las fiestas infantiles a los payasos que nos provocan enormes carcajadas con sus bromas y movimientos. Lo que no sabemos es que ocultos bajo llamativos maquillajes hay historias más tristes que las nuestras, sólo que reconocen que “la función debe continuar”.

La Fórmula

Para unos está en bañarse imaginariamente con aceite antes de salir a la calle, para que todo lo que no les convenga “les resbale”. Para otros en colgar sus problemas en el árbol de su jardín, cuando regresan nuevamente los cargan, mientras que los problemas de la calle los cuelgan en la calle.

Imagínate que tú y yo somos un producto, y como tal, hay que saber ganarnos a la gente y saber vender el talento y la imagen. Cuando vas en busca de trabajo, no van a contratar a un ser tímido y apagado a no ser que sea el Instituto Nacional de la Soledad, ¡te compran a ti!

Hay una necesidad de marcar una diferencia entre tú y los demás. Si deseas dejar una huella por este mundo ¡Siémbrate ambiciones!.

Anhela ser grande. Tener una visión del futuro que quieres para ti te mantendrá motivado. Pero esas cosas que necesitas o ves para tu futuro constrúyelas ahora, empieza de a poquito, ya cientos de líderes lo han repetido “una gran hazaña empieza con un pequeño paso”, después sigue otro y así hasta llegar y aún después continua. 

Motívate antes durante y después de tu marcha, vayas donde vayas.

¿Vas a solicitar un empleo?, ¡Motívate! 

Vas a confesar tu amor a esa chica o ese chico ¡Motívate! y díselo.

Quieres saber cómo motivarte y no lo sabes, anda ¡Motívate! y busca a quienes te ayudarán.

Siémbrate ambiciones y mantente motivado. Sé que serás feliz.

A pesar de todo… 

¡Sé feliz!

 

Por: Shia Bertoni

@shiabertoni

 

 

Salir de la versión móvil