Cuenca

Cuenca: patrimonio medieval de Castilla La Mancha

Un viaje hacia la localidad de Cuenca, en la provincia española de Castilla La Mancha, es un paseo que ofrece un traslado a la época medieval de la historia humana a la velocidad de un clic. Se pueden retroceder 700 años en un abrir y cerrar de ojos.

La Unesco declaró esta ciudad y sus alrededores como Patrimonio de la Humanidad en el año 1996, teniendo como característica destacada sus fortificaciones, su casco histórico amurallado y sus casas colgadas, un rasgo que la hace distinguir entre tantas cualidades.

Su belleza natural y sublime mereció una descripción inigualable del escritor español Camilo José Cela, ganador del Premio Nobel de Literatura en 1989, quien en algún momento la definió así: “Cuenca abstracta, pura, de color plata, de gentiles piedras, hecha de hallazgos y de olvidos –como el mismo amor-, cubiste y medieval, elegante, desgarrada, fiera, tiernísima como una loba parida, colgada y abierta; Cuenca, luminosa, alada, airada, serena y enloquecida, infinita, igual, obsesionante, hidalga; vieja Cuenca”.

La ciudad fue fundada por los árabes que ocuparon España por más de 700 años, y de allí proviene su riqueza multicultural presente en su desarrollo urbanístico y general.

No puede faltar el recorrido a pie por el centro histórico, de calles angostas, pasajes, cuestas y descansos, escalinatas y fuentes de agua fría para hidratarse. Cada rincón contiene su historia, cada piedra de las murallas y conventos nos invita a respirar un aire distinto, puro, humano y místico.

Son muchos los puntos de referencia de esta hermosa localidad manchega, pero nos vamos a detener en una de las más destacadas: las casas colgadas sobre una cornisa del Huécar.

Las estructuras son verdaderas joyas arquitectónicas del período gótico y que en su interior guardan miles de secretos históricos de la vida de esta provincia.

Una de las casas sirve de cobijo del Museo de Arte Abstracto español mientras que otra es un parador en el que se puede comer, a toda hora, cualquier platillo de la gastronomía de Castilla.

También se deben visitar el puente de San Pablo, construido en el año 1589 y la catedral de Santa María y San Julián con su estilo gótico. Otros lugares por recorrer destacan los paseos al río Huécar, a los museos de paleontología y a cualquier de las más de 20 ruinas arqueológicas de castillos típicos de la región.

España es el tercer país con más ciudades patrimonio en el mundo, solo superado por Italia que tiene 51 y China con 50. Aunque para los españoles, cuentan localidades y sitios específicos que le hacen tener 45 espacios que merecen una visita especial cuando se piense en pasar un fin de semana distinto, lúdico, educativo y para el esparcimiento.

Las 15 joyas del mundo

Alcalá de Henares, Ávila, Baeza, Cáceres, Córdoba, Cuenca, Ibiza, Mérida, Salamanca, San Cristóbal de La Laguna, Santiago de Compostela, Segovia, Tarragona, Toledo y Úbeda, son las ciudades españolas declaradas como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Luis Javier Bazán @luis.j.bazan

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?