¿Manualerod o Lilian?

TODOS VAMOS AL MISMO LUGAR Y ESTAMOS EN LA BÚSQUEDA DE LA FELICIDAD

Su nombre completo es Manuel Alejandro Rodríguez, pero se ha ganado el corazón de muchos por ser “Lilian”, una divertida y controversial mujer que no tiene eso que se define como medias tintas, o que no se guarda nada para sí, al momento de transmitir sus pensamientos y más aún sus sentimientos.

Con tan sólo 28 años, se ha convertido en un “boom” en las redes sociales, con más de 400k de seguidores. El venezolano oriundo de la ciudad de Los Teques nos cuenta su mundo interior y nos deja ver más allá, sin filtros, el corazón de un chico auténtico, alegre y sencillo.

No se ve como un influenciador, aunque disfruta el momento. En su historia de inmigrante ha vivido como cualquier extranjero en España, que le ha tocado limpiar baños o ser camarero. Cuando habla de su tierra, exterioriza una gran sonrisa para recordar los mejores momentos de su infancia, su familia, sus amigos, y la tranquilidad de un pueblo que lo vio crecer añorándolo todo los días.

Para ésta figura de las rrss, este camino lo ha tomado por sorpresa, pues nunca se había propuesto ser un personaje reconocido, ni mucho menos un influencers. A pesar de cualquier día gris siempre existe el tiempo para extraer una gota de humor y agradar a sus seguidores en cada video que sube a las redes sociales.

Se le quiebra la voz y el cambia la expresión facial cuando habla de la pérdida de su madre cuando tenía 10 años. Su partida física lo marcó porque falleció durmiendo juntos en una misma cama. Así, a pesar de su inexistencia en esta vida, el vínculo está presente todos los días.

¿Qué significa para ti que te cataloguen un boom en las redes sociales?

Trato de no creérmelo. Pienso que todos tenemos nuestros demonios. Entonces cuando la gente te alaba mucho, empiezas a sacar esa parte arrogante de ti y yo no soy así. Me enseñaron a darle valor a las cosas, al dinero, a la lucha. Todos vamos al mismo lugar y todos estamos en la búsqueda de la felicidad por lo cual no puedo ser arrogante.

¿Por qué Lilian? ¿Te pareces a ella?

Mi pensamiento es así, mi mente juega mucho con el sarcasmo, a veces me cuestiono. Cuando llegué aquí, hace 2 años, y decía que era venezolano, todo lo relacionaban con la política, como si Venezuela es sólo eso, entonces fue allí cuando comenzó a nacer mi  personaje obstinado y rebelde, porque somos más que la política, que también tenemos cosas positivas que resaltar.

Si no existieran las RRSS, ¿a qué te dedicarías?

Estudié publicidad. A lo mejor hubiese entrado en el tema de personal brandig. Pero de no haber existido rrss hay algo que desde pequeño me decía que podía hacer, y es justamente hacer reír a la gente. Ser auténtico.

Y si desaparecen las redes, ¿qué harías?

Por eso cree el show “Yo soy Lilian”, porque quiero estar más cerca al público que me sigue a diario. No quiero depender de un filtro para poder hacer reír a los demás.

Cuando dos venezolanos se encuentran en el extranjero, ¿qué es lo que ocurre?

…(risas)…Pueden pasar muchas cosas, tres horas de conversación que alcanzan hasta para intercambiar números de teléfono. Cuando estás con el venezolano te sientes en casa. Por ejemplo el humor, nos entendemos fácilmente. ¡Amo ser venezolano!

¿Es un poco filosófico aquello de construir o edificar puentes?

Un puente siempre al camino de la felicidad. Por eso es que me he dedicado a crear risas, porque eso nos va a conectar. A través del amor tú conectas, pero a través de la risa te ganas el cielo. Un abrazo se recuerda, pero una risa se queda viva en tu alma para siempre.

¿De qué forma equivocada te juzga la gente que aún no te conoce?

Que no soy humilde. Eso es lo peor que pueden decir de mi. No soy rico, hago publicidad a través de las redes, pero sigo siendo humilde. Es un trabajo.

¿Cómo es la relación con tu padre?

Su presencia en mi vida ha sido fugaz. He tenido muchas decepciones, pienso que un padre es el que está. Sin embargo, lo quiero y lo perdono. Creo en el perdón y es la clave para poder avanzar.

¿Crees que te conoces bien? Lo suficiente… creo… (risas)

¿Entre el invierno y el verano? El invierno

¿Entre el recorrido o la meta? La meta

¿Entre el coyote o el correcaminos?…(risas) el coyote

¿Cuál es tu mayor miedo?…(piensa) a las alturas.

¿Cuál es el objeto más raro que tienes en tu habitación?

…(risas) Chama, me haces pensar bastante de verdad…mmm… un reloj que es como un iphon, es muy raro pero lo tengo… (risas)

¿Qué preferirías, viajar por todo el mundo sin poder regresar a Venezuela o haberte quedado allá?

Voy a ser muy sincero, recorrería el mundo. No me crié en un país como el actual, no es la Venezuela que conocí hace mucho tiempo. La vida es un ratico y tienes que valorar cada momento. Para mi Venezuela es como un “ex”, lo amas pero no podemos estar juntos. A lo mejor cuando cambie o a lo mejor quien tiene que cambiar soy yo.

¿Quién crees que ganaría en un combate, tú o tu mejor amiga(o)?

Nunca subestimo a la otra persona. Pero no me gustan las competencias. Yo compito conmigo mismo y me supero cada día. 

¿Aderezas la pasta con mahonesa?

…(risas) ¡Jamás! Pero todos los venezolanos en algún momento lo hemos hecho… (risas)

Despídete de mí, ¿qué piensa Lilian de esta entrevista?

No, chica tú eres una abusadora, ¡vale!… (risas) ¿cómo tú me haces todas estas preguntas? ¡Amargada!… (risas).

 Por: Roviegny Colmenter FALTA AGREGAR UN ELEMENTO VISUAL QUE SEÑALE SU IMAGEN ARTISTICA Y SUS REDES SOCIALES.

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?